Nos dicen todo el tiempo que tenemos que hacer deporte, que necesitamos activarnos y mover el cuerpo para estar en forma, así que de pronto nos vemos encerrados en un gimnasio, pasándolo mal mientras corremos el tiempo estipulado o mirando el reloj sin parar deseando que acabe la clase de spinning. Cada persona tiene sus gustos deportivos, y no se trata de desmerecer ninguna actividad física, pero tenemos que hacer aquella que más nos gusta para disfrutarla al máximo y sacarle todo el partido posible. Y aunque haya muchos que piensen que no, el baile es una actividad física que nos permite practicar cardio, pasarlo divinamente e incluso perder peso. ¿Te echas un bailecito?

Bailar es una actividad estupenda para divertirnos, conocer gente, mantenernos en forma y mejorar nuestra salud física y mental. ¿Y quién se resiste a esto? Las clases de baile suponen un ejercicio aeróbico que implica un gasto energético que, combinado con una dieta adecuada (es decir, unos hábitos alimenticios correctos), nos va a permitir gastar hasta 350 calorías en una hora, aunque por supuesto todo depende del tipo de baile, pues los hay más intensos y otros más calmados.

ZUMBA

Se popularizó no hace mucho tiempo y ahora son muchas las personas que están enganchadas a esta actividad que nos puede hacer perder entre 500 y 800 calorías en una hora.

FLAMENCO

El zapateado es un ejercicio de gran impacto que requiere de mucha fuerza y energía, por lo que pueden llegar a perderse entre 150 y 350 calorías por hora.

SALSA

Los que se pirran por este baile latino han de saber que pueden perder entre 250 y 400 calorías en una hora.

BALLET CLÁSICO

Esta disciplina nos puede ayudar a mejorar nuestra higiene postural, además de tonificar nuestra figura, y es que se pierden entre 400 y 500 calorías en una hora.

DANZA DEL VIENTRE

Con la danza del vientre tonificarás brazos, abdomen, piernas y… ¡quemarás entre 200 y 300 calorías por hora!

DANZAS AFRICANAS

Estos bailes son de tal intensidad que podemos llegar a perder entre 450 y 600 calorías.
Y estos son solo algunas de clases de baile que podemos practicar, pues hay muchos más y con todos ellos podemos disfrutar y bajar algún kilito, ¡y eso es salud! ¿Cuál es tu baile favorito? Descúbrelo y sal a moverte como si de una fiesta continua se tratara.